La entrada de los batallones centrales de los trabajadores y la tendencia a las huelgas políticas